5 de Enero. Sobre las 8 de la noche, la banda recibe a los reyes en la Fuente Vieja, y estos y sus pajes pegan la vuelta al pueblo y reparten juguetes a los niños subidos al balcón por escaleras. El día anterior viene un embajador de los reyes y recogida las cartas en un burrito. Quien organiza la fiesta son los festeros jóvenes.

17 de enero. Es costumbre tostar longanizas y butifarras a la hora de la merienda (pronto, porque se hace de noche a las 6).

 3 de febrero. Se hacen, se bendicen (quien quiere) y se comen pastas que se dice que evitan males de garganta.

19 de marzo. Es costumbre reunirse amigos para comer buñuelos.

Es costumbre, sobre todo los niños, comerse la mona los días de Pascua y hacerlo en Santos. El domingo de Resurrección también es costumbre que grupos de amigos hagan una excursión a algún paraje del borde del pueblo.

Último domingo de julio. Los “santets” de la piedra, Abdom y Senent, son los patrones del pueblo, y de ellos se dice que entregan de las pedriscas. Su fiesta se celebra con pasacalles, misa y procesión, y no puede faltar la actuación de un conjunto musical la víspera.

 Segundo domingo de noviembre. A pesar de celebrarse la fiesta en agosto, el día indicado ya que es el de la fiesta canónica, se hace una aurora, tras la que las mujeres llamadas Patrocinio invitan a chocolate. La banda, evidentemente, señala el efeméride.